Restauración

Parece que una pequeña pieza como la boquilla no puede generar grandes problemas, pero es más delicada de lo que parece. El sonido generado por el instrumentista en gran medida se ve influenciado por esta pequeña parte y cualquier variación, por pequeña que sea, no sólo influye en la calidad del sonido sino también en la confortabilidad a la hora de tocar.

Enumeramos algunos problemas que podemos resolver en REPARABRASS:

– Boquilla suelta en el tudel. Suele deberse a algún golpe en el cono de salida o simplemente al propio desgaste. Se debe revisar si ha sufrido algún golpe o se ha forzado ya que, en caso negativo, podría tratarse de algún problema en el tudel (probar con otra boquilla). En cualquier caso deberá solucionar el problema un profesional. En REPARABRASS podemos restaurar el cono de salida, sobredimensionándolo si fuera necesario.

– Boquilla suelta en el tudel sin golpes. A veces puede ser debido a que la boquilla entra más de la cuenta y tropieza con el tudel antes de que se quede fijada. Una posible causa es que la boquilla y el instrumento sean de distinta marca, ya que algunos fabricantes tienen sus propias medidas. En REPARABRASS podemos adaptar la boquilla al instrumento y viceversa.

restauracion_boquilla_3

– Boquilla atascada en el tudel: En ocasiones, debido a un golpe, a cambios de temperatura bruscos, presión excesiva, etc. la boquilla puede quedar atascada en el tudel del instrumento sin conseguir extraerla por los medios habituales. Es importante no usar medios mecánicos como alicates, tenazas, etc. ya que podemos dañar la boquilla de forma irrecuperable. Incluso podemos dañar el instrumento al forzar las soldaduras del tudel. Recomendamos usar un extractor de boquillas diseñado exclusivamente para ello y con el que nos aseguramos de no causar ningún daño al instrumento.

– Golpes en el aro. En ocasiones, un golpe, una caída o el propio desgaste por el uso hacen que las características iniciales de apoyo de la boquilla hayan variado; también nos puede resultar incómodo notar ciertas irregularidades en la superficie causadas por estas circunstancias. Recomendamos guardar siempre las boquillas en boquilleros para evitar caídas, pérdidas, golpes, etc. Pero si ya es demasiado tarde, en  REPARABRASS además de realizar restauraciones del aro, te ofrecemos un servicio de copia de seguridad de tu boquilla, conservando las mismas características exactas en un archivo digital con el que poder recuperar la preciada embocadura.

boquilla_restaurada_2